Historia de España en 5 minutos

Una paseo por la historia de España

En esta entrada vamos a intentar resumir la historia de España en 5 minutos, cosa que no será fácil pero os aseguro que os sorprenderá, siempre hay algunas pieza pérdida en el puzzle y hoy vamos a descubrirla. ¡Vamos allá!

España por su complicada orografía fue desde la antigüedad una mezcla de diferentes culturas (íberos, turdetanos, celtas, fenicios, griegos..) que culminaría con la llegada de los romanos y su primera unidad política en la Hispania romana.

La influencia romana duró varios siglos hasta el desmembramiento del imperio con la invasión de los bárbaros que asolaron las tierras, en la que finalmente los visigodos se harían con el control de la península. 

Sin embargo, no duraría mucho tiempo. El declive de la monarquía goda dió paso a una nueva civilización que provino por el Norte de África, Al Ándalus.

Los musulmanes crearon en la península uno de los estados más importantes de Europa, que llegaría a su cumbre con el califato de Córdoba.

No obstante, el califato acabaría entrando en un declive que desembocará en los reinos de taifas, pequeños reinos musulmanes que lucharon entre sí por la hegemonía política, militar y artística. 

Mientras se producía esta lucha entre taifas, los reinos cristianos del norte de España, se empezaron a organizar para conseguir terrenos del sur de España, “La Reconquista”. Hecho que acabaría en 1492 con la toma de Granada y el descubrimiento de América por Cristóbal Colón.

El descubrimiento del Nuevo Mundo, dá el comienzo de un imperio que iba mucho más allá de tierras ibéricas. Carlos I será nombrado emperador del Sacro Imperio Romano y consiguió ampliar sus dominios por Europa. 

Sin embargo, esta política expansionista necesitaba un ejército siempre al pie del cañón, los famosos tercios españoles, que acabarían siendo un endeudamiento progresivo de la Corona que acabaría cada vez más mermada.

Al emperador le sucedió su hijo Felipe II, que continuó con la política de su padre. Luchando contra holandeses, ingleses, turcos… España tenía muchos frentes abiertos y aunque su hegemonía se mantenía, el oro y la plata con las que se pagaban gran parte de estas campañas iba disminuyendo paulatinamente.

Los siguientes reyes austrias, no estuvieron muy interesados en gobernar y dejaron al cargo del gobierno a sus validos. El más conocido de ellos fue el Conde Duque de Olivares, quien intentó recuperar la grandeza imperial entrando en la “Guerra de los 30 años”. 

Una guerra en la que los Tercios mostraron un gran coraje pero las tropas francesas finalmente se impusieron dando la victoria a Francia que acabó imponiendo su hegemonía en Europa.

En el siglo XVIII comienza con la “Guerra de Sucesión”, Carlos II muere sin heredero a la Corona y finalmente Francia pondrá en el trono español a un borbón. Los borbones intentaron introducir en España las ideas ilustradas que se estaban dando en Europa. 

No obstante, aunque existieron algunos cambios con las nuevas ideas de la Ilustración, los españoles eran una sociedad de viejas costumbres donde la religión y la nobleza tenía un poder mucho mayor que en otras regiones de Europa.

Ni la invasión de Napoleón con las ideas liberales, ni las Cortes de Cádiz con la “Constitución de 1812” podían cambiar el Antiguo Régimen que incluso el monarca Fernando VII persiguió a todo el que tuviera ideas de cambios en el sistema. 

El siglo XIX fue el siglo de la agonía de un imperio. Fueron tiempo duros donde el imperio iba desangrándose perdiendo sus colonias y mientras en el reino no paraba de haber revueltas y sublevaciones.

A pesar de ello, a finales del siglo XIX  un político intentará cambiar el panorama español, este fue: Cánovas del Castillo que comprendió la necesidad de un nuevo sistema político, en un intento de crear una sociedad emprendedora y modernizar la industria nacional

Su idea fue seguir el modelo político inglés, el bipartidismo, con la formación de dos partidos principales que se turnaran en el poder. 

Sin embargo, estos partidos no supieron solucionar los problemas internos del país… y los obreros empezaron a organizarse en sindicatos y empezaron las primeras huelgas. Muchos obreros organizaban alrededor de grupos socialistas, comunistas y anarquistas.

La sociedad española acabó tan radicalizada que el país era ingobernable y acabó en una Guerra Civil (1936-1939) donde finalmente en bando nacional dirigido por el general Franco acabó haciéndose con el poder.

Una vez tomado el poder por el caudillo, en los inicios se pensó que sería una figura transitoria para dar paso a una reconciliación nacional y una “vuelta a la normalidad”.

No obstante, fue una dictadura que se alargó en el tiempo casi 40 años. Una dictadura que tras la muerte Franco en 1975, sucumbió a una ola de cambio. 

Las nuevas generaciones querían ver un nuevo mundo, nuevas ideas y querían estar más cerca de Europa. 

El Rey Juan Carlos I sucedió a Franco y fue capaz de despojarse del franquismo para ceder el poder al pueblo y salvaguardar la transición hacia la democracia.

Los políticos supieron trabajar juntos por la construcción de una democracia y aunque han existido algunos claroscuros (corrupción, crisis, independentismo, terrorismo), los españoles han conseguido mantener la democracia hasta hoy en día.

Our Tours
Follow Us