¿Porqué visitar la Alcazaba de Malaga?

Alcazaba Malaga

Nuestra misión

El objetivo de Alcazaba Malaga es ayudar a difundir el patrimonio histórico, artístico y cultural del conjunto monumental de la Alcazaba y el Castillo de Gibralfaro.

Sobre Alcazabamalaga.com

En Alcazabamalaga.com podrás encontrar toda la información actualizada sobre la Alcazaba de Malaga y el Castillo de Gibralfaro; historia, arte, artículos, noticias, mapas, visitas guiadas y estudios de investigación.

Es una web no oficial, que pretende que tanto malagueños y viajeros puedan llegar a conocer las maravillas de este monumento.

¿Que significa Alcazaba?

La palabra Alcazaba proviene del árabe clásico “qasabah” y hace alusión a una fortificación dentro de una población amurallada. Es decir, es una ciudadela fortificada.

Este hecho es lo que lo diferencia de un castillo, que no cuenta con una medina en su interior.

En la Alcazaba suele contar con un barrio de viviendas y un palacete donde residía un gobernador. También estas fortalezas musulmanas cuentan con silos y aljibes, para que las tropas y población puedan sobrevivir a la amenaza de un asedio.

En Al Andalus, durante 9 siglos se construyeron una gran cantidad de alcazabas, para defender las poblaciones.

Algunas de ellas aún nos quedan en pie, como es el caso de: la alcazaba de Badajoz, Almería, Málaga, Antequera, Jaén, Guadix, dentro de la Alhambra, Calatayud, Mérida… entre otras muchas.

La Alcazaba de Malaga

Está considerada una de las alcazabas más bellas que se pueden visitar en España.

Construida a las faldas del monte de Gibralfaro, donde anteriormente existirían algunos restos feno-púnicos. Esta ubicación le da una dominación estratégica en la defensa de la ciudad.

La Alcazaba de Malaga cuenta hoy en día con una superficie de 15.000 metros cuadrados, sin embargo, en época musulmana este tamaño era muy superior puesto que se han perdido parte del amurallamiento y el terreno del Haza Baja.

Su construcción fue llevada a cabo por los musulmanes que ocuparon la Península Ibérica durante la Edad Media.

No obstante, sus procesos de construcción están marcados por una evolución histórica y topográfica. Pasando por numerosos cambios y circunstancias que nos hacen decir que la Alcazaba es una obra con vida propia.